Envío flores a domicilio Helsinki

(
Valoración 4.4 según 78569 opiniones
Ocasiones (0)
down
Tipo de flor (0)
down
Color (0)
down
Ordenar por
Open

Nuestros Favoritos

Amor Clásico: 12 Rosas Rojas
Amor Clásico
12 Rosas Rojas
Ver detalles
49,90€
Aurore: Lirios y Rosas
Aurore
Lirios y Rosas
Ver detalles
49,90€
Arcoiris: Tulipanes Multicolor
Arcoiris
Tulipanes Multicolor
Ver detalles
39,90€
Elegant Beauty: Rosas y Freesias
Elegant Beauty
Rosas y Freesias
Ver detalles
49,90€
Frescor sutil: Rosas y Lirios
Frescor sutil
Rosas y Lirios
Ver detalles
46,90€
Amor de alma gemela: Rosas y Gerberas
Amor de alma gemela
Rosas y Gerberas
Ver detalles
39,90€
Product photo for Ice Cream: Crisantemos y Rosas

Top Ventas

46,90€

Tan dulce como un helado. Este ramo con rosas de color rosa y calas blancas es perfecto para disfrutar de un soplo de aire fresco a través de las flores. La composición la completan los crisantemos rosas, blancos y verdes, y las verónicas azules, que podrían ser los topping de este delicado postre.

Waterfall Sunset: Rosas y Crisantemos
Waterfall Sunset
Rosas y Crisantemos
Ver detalles
39,90€
Apasionado: 35 Rosas Rojas
Apasionado
35 Rosas Rojas
Ver detalles
79,90€
Heart Beats: Anthurium Rosa
Heart Beats
Anthurium Rosa
Ver detalles
34,90€
Romantic Reminder: Rosas Rojas
Romantic Reminder
Rosas Rojas
Ver detalles
36,90€
True Affection: Anturio Rojo
True Affection
Anturio Rojo
Ver detalles
39,90€
Full of Life: Gerberas y Alstroemerias
Full of Life
Gerberas y Alstroemerias
Ver detalles
46,90€
Gentle Harmony: Rosas y Calas
Gentle Harmony
Rosas y Calas
Ver detalles
46,90€
Amor eterno: Rosas Rojas
Amor eterno
Rosas Rojas
Ver detalles
39,90€
Sweet Charm: Mini orquidea, Chocolates y Cava Rosé
Sweet Charm
Mini orquidea, Chocolates y Cava Rosé
Ver detalles
69,90€
Pink Bloom: Rosas y Alstroemerias
Pink Bloom
Rosas y Alstroemerias
Ver detalles
46,90€

Envío flores a domicilio Helsinki

Helsinki, una perla frente al mar

¿Capital de Finlandia? ¡Helsinki! Y lo decimos con signos de exclamación porque la ciudad lo merece. Hecha prácticamente a escala humana, y totalmente orientada al mar, Helsinki es una capital encantadora y también enigmática, por eso la llaman "la perla del mar Báltico". Su ritmo, a pesar de ser una metrópolis a la altura de otras capitales europeas, es muy relajado. Y puede recorrerse tranquilamente a pie, pues sus atractivos turísticos están muy cercanos unos de otros. Quienes no quieran cansarse deben también saber que Helsinki cuenta con un sistema de transporte público a la cabeza del continente en eficacia y puntualidad.

Como no podía ser de otra forma, la capital finlandesa está plagada de áreas verdes. En ellas los ciudadanos practican multitud de actividades al aire libre. Tienen por ejemplo su propio "Central Park" muy cerca del centro de la ciudad. Y su gusto por la naturaleza y las flores se plasma también en su costumbre de regalar flores en ocasiones especiales como cumpleaños, San Valentín o nacimientos, pero también en la cotidianidad para alegrarse la vida. Es curioso comprobar cómo en Helsinki no hay apenas rascacielos. Las construcciones acompañan con amabilidad el paso de sus habitantes, a día de hoy más de 600.000. Y tampoco hay edificios muy antiguos; eso se debe a un incendio que acabo con la mayor parte de las edificaciones, que eran de madera.

La influencia de las culturas rusa y sueca -ambas dominaron la ciudad en tiempos pasados- se siente en la gastronomía, el diseño, las costumbres, la arquitectura y también en algunas expresiones de su idioma. En cuanto a la arquitectura, es de obligada visita la catedral de Uspenski, un enorme templo ortodoxo rojizo de cúpulas doradas, muy al estilo ruso. Desde allí se puede contemplar toda la ciudad por estar situada en una colina. Otro lugar de interés es la avenida Esplanade, eje vertebral de la ciudad y repleta de cafés, restaurantes, terrazas y jardines. Desde tierra firme podemos tomar un ferry y llegar hasta la isla de Suomenlinna, que consiste en una fortaleza declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ligero no, pero delicioso sí; así es su arte culinario

Helsinki sabe a pescado: salmón, arenque, loa, trucha… Se come asado, ahumado o en salazón. También destacan las carnes de reno, ciervo, perdiz, alce o pato, que suelen acompañarse de frutos silvestres. Como platos típicos encontramos el "Smorgasbord" para comensales verdaderamente hambrientos (un bufet de carnes, pescados, embutidos, frutas, huevos, tartas, quesos); y algo más ligeros los pastelitos llamados "Karelia" (rellenos de puding arroz o puré de patata). Una vez degustadas esas delicias los viajeros y los habitantes de la ciudad suelen tomar copas en las zonas de moda de "Kamppi" y "Punavuori", o en los barrios más bohemios como "Töölö".