¿Por qué las flores tienen distintos colores?

Flores de colores

¿Te has preguntado alguna vez por qué las flores tienen colores? ¿O por qué tienen tonalidades diferentes? Si crees que es un mero capricho de la naturaleza o pura casualidad, ¡nada más lejos de la realidad! Hay muchas razones por las cuales las flores tienen pétalos de colores distintos. ¿Quieres saber sus motivos? ¡Descúbrelos a continuación!

Los pigmentos y el PH

Todas las flores tienen color gracias a sustancias naturales llamadas pigmentos que se encuentran en la genética de cada planta. Es decir, si una planta madre es de un color en concreto, las hijas seguro que heredarán ese mismo pigmento.

Ampliación de una hoja púrpura donde se aprecian las venas de la planta y su textura

Como todos sabemos, la clorofila es el pigmento que da color a las partes verdes de las plantas como los tallos y las hojas. Pero, además, en las flores tienen otros dos tipos de estas sustancias:

  • Xantofilas: pigmentos que dan a las flores la gamma de colores desde el amarillo pálido hasta el rojo granate o marrón.
  • Antocianinas: pigmentos cuyos colores van desde las tonalidades azules hasta el malva, el morado y el lila.

Por lo tanto, gracias a estas dos clases de pigmentos, se cubren todas las posibilidades de color que tienen las flores. Cuanta más concentración de ellos tenga una flor, más oscura será y vice-versa. Es importante tener en cuenta que la mayoría de las flores tienen solo uno de los dos tipos de pigmentos, es decir, o tienen xantofilas o tienen antocianinas.

Pensamientos de muchos colores como amarillo, morado, lila, rojo

Pero, ¡atención, esto no es todo! Además de la predisposición genética que, como hemos dicho, hace que las plantas hijas hereden unos u otros tipos de pigmentos de la planta madre, las condiciones del suelo son también determinantes. En función del PH del sustrato, las flores de una planta pueden ser de un color o de otro.

Por ejemplo, un suelo con un PH más ácido que el de la propia planta, hará que broten flores de los colores más intensos en cada espectro de color. Es decir, rojo para las flores con xantofilas y violeta para las flores con antocianinas. Este ejemplo es muy representativo en el caso de las hortensias, cuyos colores se ven muy influidos por la acidez del suelo.

hortensia con flores de distintos colores entre el azul, el rosa y el malva

Gracias a toda esta información también podemos responder a la pregunta: ¿por qué cuesta tanto obtener flores de color azul? Pues bien, la razón es porque estas solo crecen en suelos con PH neutro y esto en un sustrato es muy difícil de conseguir.

Atracción de polinizadores

A lo largo del tiempo, las flores han desarrollado diferentes colores para asegurar su supervivencia. ¿Qué significa esto? Pues bien, cada tipo de flor tiene uno o varios polinizadores, como pueden ser abejas, aves u otros insectos. Para atraerlos hacia su néctar y su polen, las flores desarrollan colores distintos para asegurarse de atraer al tipo de polinizador que más les interesa. Por ejemplo, se sabe que, para las abejas, el color más atractivo es el violeta, mientras que para los colibríes son los tonos rojos y naranjas.

Colibrí se alimenta de flor roja

Así, para garantizar la próxima generación de flores a través de la polinización, las plantas se van adaptando al sistema de visión de insectos y aves. Los polinizadores acaban relacionando ciertos colores con fuentes de alimento y buscarán ese tipo de flores específico siempre que necesiten abastecerse.

Existen estudios que demuestran esta teoría, como el realizado por un grupo de físicos y biólogos en la universidad holandesa de Groningen, liderados por el científico Casper van der Kooi. Gracias a su investigación How to color a flower: on the optical principles of flower coloration, dedujeron que las flores se adaptan al sistema visual de los insectos, quienes perciben los cambios de intensidad en los colores más que no el brillo. Por ello las flores regulan cuánto reflejan la luz solar y también la saturación de sus pigmentos, ya que los polinizadores las detectarán por esto último.

Una abeja se alimenta del polen de una flor de lavanda

Para terminar, las flores también cuentan con otras estrategias evolutivas relacionadas con el color. Además de regular su saturación o intensidad, las flores que crecen a ras de suelo solo producen color en la cara visible de los pétalos, puesto que la otra cada no se ve, así ahorran recursos. En cambio, las flores de tallo largo sí que producen color en ambas caras de sus pétalos para poder atraer a los polinizadores desde cualquier ángulo.

 

¿Te han sorprendido los motivos por los cuales las flores tienen colores y son tan diferentes entre sí? Ya ves, todos tenemos nuestros secretos, ¡también las flores!

  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 thoughts on “¿Por qué las flores tienen distintos colores?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *