Cestas colgantes con flores

2 min de lectura

Las flores nos ayudan a decorar nuestro hogar de forma económica, sencilla, original y colorida ya que cada persona tiene un gusto distinto y por tanto podemos encontrarnos con salones repletos de plantas de color rojo, otros con plantas trepadoras, etc.

La mayoría de personas tiene algún tipo de flor o planta en su casa que le ayuda a decorar un pasillo aburrido, la entrada a la vivienda o una de sus habitaciones, sin embargo, no todo el mundo tiene la suerte de tener demasiado espacio en casa o el que tiene no es el más apropiado para tener flores y plantas a causa de la falta de luz, la corriente de aire, etc.

Con una cesta colgante podemos solucionar el problema del espacio ya que en esta podremos poner flores y plantas de la especie y los colores que más nos gusten y decorar la pared de nuestra terraza, nuestro salón o incluso la cocina, por ejemplo.

Para ello podemos optar por comprar una cesta ya hecha en cualquier floristería o bazar (en este último caso seremos nosotros los encargados de rellenar la cesta con flores a no ser que las queramos artificiales) y colgarla directamente en el lugar elegido.

La segunda opción es algo más trabajosa pero también más original y agradecida ya que seremos nosotros mismos los que crearemos la cesta (podemos comprar un pequeño recipiente de mimbre y añadirle una cuerda o un lazo resistente que sirva como asa y rellenarla con las flores que más nos guste o incluso reciclar un viejo objeto, como por ejemplo un cubo para la playa).

flores

En este último caso podemos coger un viejo cubo que utilizáramos cuando nosotros, nuestros hermanos o hijos eran pequeños y llenaban de arena mientras chapoteaban en la orilla y forrarlo con algún tipo de tela o fieltro que haga que pase de ser un vulgar trozo de plástico con asas a una bonita cesta colgante para nuestras flores.

Hay que tener en cuenta que escojamos una opción o otra, hay que fijarse en la forma del recipiente y en su profundidad ya que dependiendo de esta plantaremos un tipo u otro de flores.

Y es que la falta de espacio o presupuesto no debe ser un problema para poder disfrutar del maravilloso mundo de las flores, ya que por pocos euros podremos vestir nuestras paredes vacías de bonitos colores y originales recipientes.

To top