San Valentín

Una misión especial para Valentín y Valentina

12 febrero, 2011
1 min de lectura

Consejos para el almuerzo y la cena del día de San Valentín…

Después de la sorpresa del desayuno, lo ideal es que la enamorada reciba un ramo de flores en su oficina, preferiblemente rosas. Estamos a la orden para ayudarte con las flores y también sería un placer para nosotros entregarlas.

Para el enamorado, lo mejor es regalarle algo que verdaderamente le guste; por ejemplo, unos puros cubanos (para que además pueda alardear en la oficina); una buena botella de vino, y hasta de coñac, o una invitación nocturna sin darle mayores detalles.

Por cierto, si viven juntos y te parece que organizar algo en secreto es misión imposible, entonces pónganse de acuerdo el fin de semana y dejen que la suerte decida lo que le toca organizar a cada quien.

Lo ideal es preparar juntos el desayuno y, si les apetece, empezar a celebrar el domingo pasando una agradable noche como tortolitos. Eso sí, al mediodía, ya cada uno debe tener clara su misión.

El resto del día tal vez resulte parecido al de otras parejas: una cena para dos, que pueden hacerla juntos, muy tranquilamente en casa, o en un buen restaurante. Y, por qué no, terminar la noche en un hotel acogedor…

Lee mas  Cómo triunfar este San Valentín

You Might Also Like