Cuidados de flores Tipos de flores

Azaleas y rododendros

5 junio, 2013
2 min de lectura

Las azaleas y los rododendros son dos plantas que dan una flor muy apreciada. Mucha gente se plantea comprarse estas plantas con tal de hacer ramos con sus flores, aunque esto comporta saberlas cuidar bien. Así que aquí van unos cuantos consejos para tener unas azaleas y rododendros en condiciones:

azaleas

Temperatura

Son unas plantas que no soportan ni el frío intenso ni el calor excesivo, por lo tanto, tenemos que tenerlas en un aposento fresco, puesto que el calor acelera el proceso de floración. En lugares secos, requieren una exposición a sombra o semisombra.

Riego y adobo

Necesitan mucha agua, al platillo deberá haber siempre. Ten en cuenta que es mejor que sea agua pura, sin cloro ni cal, puesto que esta acostumbra a ser la causa principal de su muerte. Son unas plantas que no necesitan drenaje. Son muy sensibles a la carencia de agua, si no tienen la suficiente, no florecerán y pueden llegar a morirse. También necesitan mucha humedad ambiental.

El adobo tiene que ser especial por este tipo de plantas, rico en magnesio y hierro.

El trasplante

Cuando las hayamos de trasplantar, lo haremos cuando no tengan flores, hacia finales de primavera (florecen en esta época), y utilizaremos un sustrato para tierras ácidas. El día antes conviene regarlas bien, que se empapen.

Sigue los pasos siguientes:

– saca la planta poniéndola del revés y golpea el fondo porque suelte la tierra.

– centra el cepellón a la maceta, llénala de tierra y apriétalo bien con los dedos. Cuando la riegues, ten en cuenta que al comienzo sus raíces nuevas no absorberán bien el agua.

Lee mas  Algunos consejos sobre cómo plantar una flor

Cómo este proceso se produce durante la época de nutrición, no olvides que son muy sensibles al exceso de adobo, por lo tanto, si pones demasiado, aumenta el riego para eliminar las sales del sustrato.

La azalea japónica

Es el nombre común que se da a las variedades de rhododendron. Son unos arbustos compactos y de hojas perennes que necesitan suelos neutros o ácidos y muy muy drenados. Florecen a la primavera (marzo-abril). Quieren sombra o semisombra y un riego abundante. Pueden llegar a soportar mínimas de hasta -3ºC y logran una altura y una anchura de 1 m.

You Might Also Like