Ambientadores naturales con flores

2 min de lectura

Si nos encanta que nuestra casa huela a flores pero las que tenemos en el interior no tienen demasiado fragancia o ni siquiera podemos mantenerlas a causa de la falta de luz, ventilación, etc, no hay que echarse atrás ya que con cuatro sencillos trucos y elementos podremos conseguir que nuestro hogar tenga el olor floral que tanto nos gusta y por tanto cada vez que entremos en casa tengamos una sensación de limpieza y pureza.

Para conseguir que nuestro espacio tenga una agradable fragancia a flores podemos utilizar diversos elementos:

– El tradicional ambientador con olor floral que o bien enchufado a la corriente o bien a base de pilas expulsa cada cierto tiempo una pequeña nube de olor que hace que el espacio donde se encuentra se impregne de él. El problema de estos ambientadores es que normalmente solo actúan en el lugar donde están y en el momento preciso, dejando el rastro de olor a flores en un escaso margen de tiempo.

flores

– Las velas con aromas dulces o florales suelen ser bastante habituales en todas las casas ya que además de proporcionar un buen olor ayudan a iluminar, crear ambiente y decorar una cena con amigos o familia.

– Las flores secas son una de las grandes aliadas en cuanto a ambientadores naturales se refieren ya que no se suelen estropear y con su fragancia permanente hacen que nuestro hogar tenga un ligero toque a rosas, por ejemplo.

Para utilizar esta técnica podemos optar por comprar flores que ya están secas y perfumadas y están hechas especialmente para esta acción o bien dejando secar pétalos de alguna flor o ramo que hayamos tenido en casa y después de aplicarles un poquito de laca añadirles la fragancia floral que más nos guste.

Lee mas  Cómo hacer cestas de regalo originales

Si por el contrario queremos utilizar flores naturales solo tendremos que ponerlas en un recipiente con agua y disfrutar de su aroma aunque claro está que éstas durarán solo unos días y por tanto si queremos mantener su olor durante más tiempo tendremos que comprarlas cada dos por tres.

Las perlas de flores son una de las últimas novedades en cuanto a ambientadores se refiere ya que están compuestas por pequeñas bolitas de un tacto viscoso que cuando las ponemos en movimiento se mezclan con un aroma líquido y embriagan el espacio de un cálido y fresco aroma. Son ideales para poner en el recibidor de nuestro hogar o en el cuarto de baño.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *